Un implante es un dispositivo médico creado para reemplazar, ayudar o mejorar alguna estructura biológica faltante.

 

Los implantes dentales son una forma efectiva de reemplazar los dientes perdidos y están diseñados para disimularse entre los otros dientes. Son una excelente opción a largo plazo para restaurar su sonrisa. Los implantes dentales están hechos de materiales que son compatibles con el cuerpo humano. Son tornillos que se colocan quirúrgicamente en el maxilar superior o inferior, donde funcionan como un ancla firme para los dientes de reemplazo. 


La mayoría de los pacientes encuentran que un implante dental es seguro, estable y un buen reemplazo para su propio diente.